MAS VAMPIROS...AN

>> sábado, 5 de septiembre de 2009

12.MUERTE.(primera parte)


Antes de que pudiera responder a Gio, antes incluso de poder pensar en algo que decirle sonó mi móvil, era un número desconocido, contesté:

  • ¿Sí?

  • ¿Carolina Dalmau?- preguntó la voz de un hombre.

  • Sí, soy yo. ¿Quién es?

  • Mire, le llamo del hospital, sus padres i sus abuelos han tenido un accidente.

  • ¿Un accidente? ¿Qué ha pasado? ¿Están bién?

  • Lo siento mucho, han fallecido.- me quedé paralizada, no me podia creer lo que estaba oyendo, deje caer el brazo y el móvil cayó al suelo. Vi que Gio lo recogía del suelo y contestaba.

  • ¿Qué ha pasado?-dijo Gio. Estuvo a la escucha durante unos segundos.- vamos para allá.- dijo al fin. Sin decir otra palabra Giovanni me abrazó, yo seguía inmóvil mientras Gio me abrazaba y me decía que lo sentía.- Tenemos que ir al hospital.- dijo despues de un rato.

  • Sí.- le dije reaccionando.Vamos.-Giovanni me siguió escaleras abajo y nos encontramos con Andrew.

  • ¿Dónde vais?- dijo.

  • Mis padres han muerto, vamos al hospital.- le dije.

  • ¿Qué?

  • Acaban de llamar del hospital, los padres y los abuelos de Carol han sufrido un accidente.- dijo Gio.- todos ellos han fallecido.

  • ¡Dios mio! Carol lo...- empezó a decir Drew.

  • Vamos.


Giovanni y Andrew se miraron pero no dijeron nada, me llevaron al hospital y allí tuve que identificar los cadaveres de mis familiares. Lo hice como si no me afectara, estaba aturdida, no comprendía lo que había pasado, no comprendía como todas las personas a quien yo amaba habían muerto, eso era imposible. Pero cuando vi sus cuerpos...algo en mi se rompió, se me doblaron las rodillas y si Giovanni no me hubiera cogido hubiera caido de rodillas al suelo, Giovanni me abrazó fuerte contra su pecho y me sacó de ese horrible lugar.

Andrew se quedó para arreglar las cosas con las personas del hospital y de la funeraria, mientras Gio y yo estábamos sentados en una sala de espera todavía dentro del hospital. Gio seguía apretandome fuerte contra su pecho, yo estaba temblando, me escocían los ojos como si lágrimas quisiesen salir de ellos, pero como siempre era imposible.

Después de un rato Andrew se reunió con nosotros, se sentó a mi lado y me cogió la mano. Nos dijo que estaba todo arreglado, que el entierro iba a ser mañana, lo unico que faltaba era que yo firmara algunos papeles del seguro y fuera a buscar la ropa con la que queria que mis familiares fueran enterrados, los cuerpos iban a ser trasladados al tanatorio.

Después de firmar les dije a las personas de la funeraria que no quería que los cuerpos fueran exibidos como era costumbre, siempre había odiado eso. Odiaba que cuando alguien se moria pusieran su cuerpo en esa especie de vitrina y todo el mundo se pasara horas contemplando al muerto, mis padres tambien lo habían odiado.

Fui con Gio y Drew a casa mis padres y abuelos para coger la ropa que nos habían pedido y luego fuimos al tanatorio. No estaba segura de lo que debía hacer ¿llamar a sus amigos? ¿A sus trabajos? ¿llamar a mis tios?. No tuve que hacerlo, Gio y Andrew lo hicieron por mi y cuando mis tios y primos empezarón a llegar también ellos se encargaron de hipnotizarlos.

Estubimos allí todo el día y fue realemente horrible, por la noche volvimos a casa. Me senté en la cocina y me quedé ahí toda la noche, mirando al vacío. Cuando Gio me lo dijo subí a mi habitación a arreglarme para asistir al entierro. Me enconté con ellos en el salón, ambos vestían trajes oscuros con corbata. Yo bajé las escalras con un recatado y elegante vestido negro, zapatos de tacon negros no muy altos y me puse un abrigo negro también. De mi bolso saqué unas gafas de sol ya que de haber sido normal hubiera llorado y mis ojos estarian rojos e inchados. La iglesia estaba bastante llena, me senté en los bancos de delante con mis tios y primos, Gio y Drew se sentaron justo detrás de mi. Pocos minutos antes de que empezará la misa llegó Arion con Lucy. Lucy se sentó con Gio y Drew, pero Arion se deslizó a mi lado, me cogió la mano y la apretó fuerte, detras de mi Drew maldició. Supongo que Gio había llamado a Arion y a Lucy, yo no se lo había pedido, no había pedido nada. La misa fue breve y cuando terminó, antes de ir al cementerio todos los asistentes volvieron a darme el pésame.


Cuando finalmente volví a casa después de que mis tios, que eran hermanos de mi padre y jamás había tenido una buena relación con ellos, inistieran en que me fuera a su casa unos días y yo me negara, me senté en el sofá. Lucy y Arion habían venido a casa conmigo, Lucy charloteaba sobre tonterias con la intención de distraerme pero yo no la escuchaba, Arion acariciaba mi mano, Gio nos miraba mientras le rascaba las orejas a Drácula y Andrew miraba con odio a Drew. Sabía que él lo sentía por mi, que sentía lo de mis padres, pero no estaba deacuerdo con la presencia de Arion allí, sé que no había dicho nada al respecto por todo lo que me acababa de suceder pero no entendía nada, supongo que Gio no se lo había explicado. Después de una hora aproximadamente oí que Andrew le decía algo a Arion, pero no lo escuché, no tenía ni ganas ni fuerzas para prestales atención. Sé que Arion se levantó de mi lado y se fue, Andrew lo siguió y Gio fue tras ellos:

  • ¿Por qué se va Arion?- le dije de repente a Lucy.

  • ¿No los has escuchado?

  • No.

  • Bueno, Andrew y Arion han discutido. Drew le ha dicho que se largara.

  • Ah.- le dije.

  • Carol, porfavor, no estés mas así. Habla, reacciona.

  • No puedo llorar.- le dije.- mis padres han muerto y yo no puedo llorar.

  • Eso no significa que no lo sientas.

  • Soy un monstruo.

  • Carol no eres un monstruo.

  • Soy un maldito monstruo.- grité perdiendo la cordura. Gio, Arion y Andrew estubieron ahí inmediatamente. Lucy se apartó de mi asustada y Gio me sujetó.- Todo esto es por tu culpa.- le dije a Andrew.- Tu me convertiste en un monstruo, mis padres han muerto porque yo no estaba allí. Por mi culpa.

  • Carol, tus padres no han muerto por tu culpa.- me dijo Arion.

  • Calla, no mientas. Tu también eres un monstruo.- dije.- todos nosotros lo somos, no deberiamos existir.- Giovanni me sujetó fuerte contra su cuerpo.

  • Basta Carol, atacarnos a nosotros y a ti misma no va hacer que ellos vuelvan.- me dijo Giovanni.

  • Quiero morime.- le dije calmandome y dejando que él me sostuviera.

  • Ellos hubieran querido que vivieras. Tienes que sobreponerte a esto, Carol.

  • No puedo.

  • Nadie te está diciendo que lo hagas ahora, ni mañana. Nadie te pide que no estés triste, simplemente te pedimos que lo intentes. Nosotros te queremos y estaremos contigo.


Y estubieron conmigo. Me costó aproximadamente una semana volver a ser yo, y aun así estaba triste y deprimida. Pasé muchas horas con Lucy y también con Arion pero con la persona con la que mas me apetecía estar era Gio. Cuando salía de clase me iba al bar y estaba con él. En el bar siempre había gente y trabajar me servía de distracción.


Heredé una suma considerable de dinero, el accidente de mis padres había sido por culpa de otro conductor por lo que me indemnizaron, también me quedé con el piso de mis padres y todo lo que teníamos, no era mucho pero hubiera sido suficiente si yo me hubiera quedado sola. También la casa de mis abuelos se puso a mi nombre, eran los padres de mi madre y no tenían mas hijos. Mis abuelos tenían dinero ahorrado que también pasó a mi disposición. En ese tema me dejé aconsejar por Gio y Drew y invertí la mayoria.

Finalmente las cosas fueron volviendo poco a poco a la normalidad, volví a reir y dejé de pensar menos en ellos, bueno, no es que pensara menos en ellos si no que ya no me dolía tanto, los tenía siempre presentes pero me centraba en los buenos recuerdos y eso lo hacía mas llevadero.


Era de noche y había quedado con Arion para ir al cine, estábamos en la cola para comprar las entradas, hablando de que habíamos hecho durante el día y haciendo el tonto cuando llegó Jorge con su ex. Ella me miró con odio a mi y con admiración a Arion, bueno realmente se lo comía con los ojos, Jorge en cambio me miró con nostalgia, como si quisiera que fuera yo la chica que lo acompañara esa noche:

  • Hola Jorge.- le dije.

  • Hola. ¿Qué tal?

  • Pues bién, tirando...un rato al cine.

  • Ya, pues como nosotros.

  • Él es Arion.- le dije presentadoles.- ellos son Jorge e Isabel.

  • Nos hemos visto.- dijo Jorge.

  • En el concierto, ¿no?- Arion.

  • sí.

  • Bueno, nos toca.- se había terminado la cola.- nos vemos.- dije.- una vez dentro Arion me preguntó por Jorge.

  • ¿Tubiste algo con ese?

  • No fue nada, nos enrollamos una noche, pero solamente fueron cuatro besos.

  • Ya...

  • ¿Estás celoso?

  • Un poco.

  • ¡Que tonto!- le dije besandóle la nariz.

  • Ya tengo que preocuparme por Gio y por Andrew, no me gusta encontrarme con tus ligues.

  • No tienes que preocuparte por Gio y por Andrew.

  • Vives con ellos y pasas todas las tardes con Gio.

  • Eso no tiene nada que ver, son...mi familia.- lo cierto era de Andrew estaba enamorada aunque en ese aspecto tambien lo odiaba, y Gio, Gio era alguién especial en mi vida.

  • Lo sé, pero siento que estoy muy poco tiempo contigo.

  • Nos vemos todas las noches.

  • Ya, pero me gustaría que vivieramos juntos.

  • ¿Me estás pidiendo que vaya a vivir contigo?

  • Sí.- entonces empezó la pelicula.

  • Lo hablamos luego ¿vale?


El asintió y miramos en silencio la pelicula. Bueno la verdad es que no le presté mucha atención, estaba pensando en su propuesta. Yo no quería ir a vivir con Arion, era algo que no veía normal, en ese aspecto yo seguía pensando como si fuera humana. Vale que no iba a envejecer mas, pero tenia 18 años, a los 18 años una no se va a vivir con su novio, al menos no una chica sensata. No sabía que iba a hacer después del instituto pero la universidad era un opción bastante atractiva, quería irme de la ciudad, ver mundo, vivir y tener las experiencias típicas de una chica de mi edad. Lucy y yo lo habíamos hablado, irnos a una universidad en otra ciudad, en la nuestra no había muchas, vivir juntas, viajar y hacer locuras juntas. Por otro lado, me gustaba vivir con Gio y con Andrew, me había acostumado a ello y de momento no quería cambiarlo.

Cuando se terminó la pelicula fuimos a casa Arion, no volvió a sacar ese tema de manera que nos besamos e hicimos el amor. Después, abrazados tranquilamente volvió a preguntarmelo:

  • ¿Vas a venir a vivir conmigo?

  • Creo que es muy precipitado.

  • ¿Por qué?

  • Llevamos poco tiempo juntos, Arion. Y no se...

  • ¿No sabes qué?

  • Pues que tu tienes mas de 3000 años, pero yo solo tengo 18. No estoy preparada para ir a vivirme con mi novio.

  • No lo entiendo.

  • Pues que quiero vivir un poco mi vida, no quiero estar contigo todo el día. No quiero atarme a nadie tan pronto.

  • ¿Es que no me quieres?

  • Si, claro que si. Es sólo que quiero hacer cosas por mi misma.

  • Entonces es que no me quieres lo suficiente.- eso seguramente era verdad.

  • Eso no es cierto.- le mentí.

  • Mira Carol yo estoy contigo al 100%, si tu no lo estas puede que tengamos que replantearnos las cosas.

  • Arion no seas extremista.

  • No soy extremista, soy realista. Y creo que por hoy es hora de que de vayas.

  • Como quieras.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.