MAS VAMPIROS...AN

>> jueves, 10 de septiembre de 2009

13.CARNAVAL.


Por la mañana Drew no me esperó para ir al instituto, cuando fui a buscarle para ir a clase él se estaba marchando. Definitivamente los hombres eran idiotas. Cogí otro coche y me fui al instituto, no me apetecia nada ir a clase, pero me obligué y fuí. Me encontré con Lucy en la puerta del aula, ella no tenía muy buena cara, no tuve tiempo de preguntarle que le pasaba ya que llegó el profesor ¡Fantastico! El profesor nos puso un examen sorpresa sobre el libro que se suponía que habíamos de leer, suerte que ya lo había terminado. Cuando se terminó la clase fuí a hablar con Lucy:

  • ¿Qué te passa?

  • Nada.- me contestó.

  • Lucy que nos conocemos.

  • Ahora no tengo ganas de hablarlo, de verdad.

  • Bueno, como tu quieras.

  • ¿Habías terminado de leer el libro?

  • Sí, lo terminé anteayer ¿Tu?

  • No, me faltaba el ultimo capitulo.

  • Bueno, si sólo te faltaba ese seguro que apruevas.

  • No se, eso espero.

  • Oye ¿Dónde está Rulo?- le dije mirando a la clase.

  • No lo se, puede que se haya dormido.-Hicimos la siguiente clase, y cuando terminó llegó Rulo, tenía un ojo morado y el labio roto.

  • ¿Qué te ha pasado?- le pregunté.

  • Nada, que me he peleado.-dijo.

  • ¿Con quién?- Lucy.

  • Con mi hermano.

  • ¿Tu hermano te ha hecho esto?-dijo Lucy.- ¡Si tiene 13 años!

  • Ya, pero tiene muy mala leche también.

  • Ya veo.


Después de otra clase aburridísima teníamos descanso, Lucy se fue con Rulo por lo que me quedé con las otras chicas de clase, cuando se terminó el descanso ni Rulo ni Lucy volvieron a clase. Teniamos clase de inglés y nos sorprendimos de ver que teníamos un profesor nuevo, era joven, no tendría mas de 30 años, era moreno y de ojos azules, su piel bronceada...no estaba nada mal! Nos explicó que nuestro profesor iba a estar de baja por tiempo indefinido. El tipo era simpático, estabámos acostumbrados al carca del otro profesor y este al menos hacía la clase mas amena.

Terminaron todas las clases y ni Lucy ni Rulo habían regresado. Salí del instituto con intención de ir a buscar el coche, en la puerta del instituto me encontré con Gio que estaba repartiendo flyers:

  • ¿Qué haces?- le dije.

  • Pues como la semana próxima es carnaval he pensado en hacer una fiesta en el pub.

  • A ver.- cogí un flyer. Lo leí y efectivamente Gio anunciaba una fiesta de carnaval.- Que guay.

  • ¿Tu crees?

  • Sí, creo que va a estar muy bien.

  • Por cierto, ¿dónde está Andrew?

  • No lo sé, puede que ya se haya ido a casa.

  • ¿Qué tu dónde vas?

  • A casa.

  • ¿Y entonces porquése ha ido?

  • Bueno...ayer discutimos.

  • ¿Por?

  • Da igual. Me voy que tengo un montón de deberes y tengo que hacer un trabajo.

  • Vale, nos vemos luego.


Me fuí a casa. Cuando llegué Andrew no estaba en casa. Drácula estaba esperando en la puerta y cuando la abrí saltó a mi brazo, lo cogí y él me lamió la cara. Lo dejé salir y se puso a correr por el jardín, me senté en las esclares del porche y estube un buen rato jugando con Drácula, le tiré su pelota y luego le acaricié la barriga. Después de media hora volví a entrar en casa y cambié el agua de Drácula y le puse mas pienso. Puse una lavadora y luego planché. Después de eso fui a mi habitación y me puse a hacer la montaña de deberes que tenía. Cuando terminé los deberes aún me quedaba terminar un trabajo que había ido dejando, me costó dos horas terminarlo, luego me di cuenta que no tenía tinta en la impresora así que fuí a imprimirlo en la habitación de Gio. Después de eso la lavadora que había puesto antes ya había parado y la puse en la secadora, cuando estaba haciendo eso sonó mi móvil y subí disparada a mi habitación, era Lucy. Me dijo si podía quedar un rato así que terminé lo que estaba haciendo y me fuí a buscarla a su casa:

  • ¿Dónde has estado?- le dije cuando Lucy subía al coche.

  • Hablando con Rulo.

  • Sí claro, hablando...

  • Sólo hablando, de verdad.

  • Ah. Bueno ¿Qué quieres hacer?

  • ¿Vamos a la biblioteca? Tengo que ir a devolver unos libros.

  • Pues vamos.


Fuimos a la biblioteca y después de devolver los libros de Lucy estubimos un rato haciendo el burro. Nos encontramos con gente de clase y charlamos un rato con ellos. Después de eso Lucy tenía hambre así que nos dirigimos a una pasteleria y Lucy se compró un cruasán de chocolate, fuimos también a un par de tiendas y a comprar unos Cds, ibámos a buscar el coche cuando no pude mas, Lucy había estado rara todo el día y quería saber que le pasaba:

  • Bueno ¿Me lo vas a contar?- le dije.

  • ¿El qué?

  • Pues que te pasa, estas rara, Lu.

  • No me pasa nada.

  • Lu...¿Te has peleado con Rulo?

  • No es eso.

  • ¿Entonces qué?

  • Creo que estoy embarazada.

  • ¿Quééé?

  • Pues que lo que tiene que venir no viene.

  • ¿Hace cuánto?

  • Dos semanas. Al principio no me preocupé porqué sabes que mi menstruación nuna es regular, pero ahora ya está tardando demasiado.

  • ¿Te has hecho un test?

  • No, estoy cagada...no me atrevo. Quería contarsélo a Rulo está mañana y que bueno...que pasara por el marrón conmigo pero no he podido decirselo.

  • ¿Por qué no? Me has dicho que habéis estado hablando.

  • Sí, pero de él. Tiene un montón de problemas con su padre y ya no sabe que hacer. Los golpes de esta mañana no se los hizo peleando con su hermano, ha sido su padre.

  • Vaya, no sabía nada.

  • Ya...es que sólo lo sé yo. No se lo digas a nadie porfavor.

  • ¿Bromeas? Soy un As guardando secretos.

  • Cierto.

  • ¿Entonces, qué vas a hacer? ¿Quieres salir de dudas?

  • Sí, pero no quiero hacerlo sola.

  • Estaré contigo.- Fuimos a la farmacia a comprar un test de embarazo y luego fuimos a su casa, hizo el test.

  • Por favor, distraéme.- me dijo mientras esperavámos.

  • Bueno pues, Arion me ha pedido que me vaya a vivir con él.

  • ¿Qué dices?

  • Sí, y bueno...como le he dicho que no se ha cabreado conmigo.

  • Que idiota.

  • Ajá. Después de eso casi lo hago con Andrew.

  • Y pensar que hace unos dias eras virgen.

  • Oh, no seas zorra.

  • ¿A pasado el tiempo?

  • Aún no.

  • Pues cuentame algo mas.

  • Gio va hacer una fiesta de carnaval.

  • Oh genial, así si estoy preñada no hará falta que busqué un disfraz.

  • No seas idiota seguro que no lo estás.

  • ¿Y si lo estoy?

  • Pues...puedes abortar o tenerlo, lo que tu quieras.

  • Mis padres me matarán.

  • Tus padres no te mataran. Si quieres abortar tienes 18, no tienen porque enterarse. Y si no seguro que te ayudan, y si no te ayudan ellos me tienes a mi.

  • ¡Ai Carol!- me abrazó. Se pasó el tiempo y Lucy no pudo mirar, me pidió que lo hicera yo.- Carol porfavor, mira tu.- miré.

  • Enorabuena Lucy.- le dije.

  • ¿Enorabuena?- dijo ella alarmada.

  • Sí, enorabuena, no vas a ser mamá.

  • ¿Qué?

  • Pues que según esto no estás embarazda.

  • ¡Gracias a Dios!

  • Pues sí.

  • Esto hay que celebrarlo, ui, creo que ya me está bajando la regla.

  • ¿Lo dices en serio?

  • Te lo juro.

  • Espero a fuera.- le dije. Salí del baño para darle un poco de intimidad y después de unos segundos la eschuché gritar.

  • ¡Gracias Dios, eres un tipo muy grande!- después salió.- ahora seguro al 100% no voy a ser mamá.

  • Genial.


Me quedé un rato mas con Lucy y luego volví a casa ya que era bastante tarde, cuando llegué estaba Andrew con Alba, continuaban saliendo. Les saludé y subí a mi habitación, Gio estaba en su cuarto y me asomé para saludarle, una vez en mi cuarto me quité la ropa y fuí a darme un baño de espuma. Encendí unas velas y las puse alrededor de la gran bañera de patas, puse música suave y me metí en la bañera, eso era la gloria. Estuve relajandome durante un buen rato antes de que alguien entrara, me giré y era Arion:

  • ¿Qué haces aquí?- le dije.

  • Venir a verte.

  • Podrías llamar antes.

  • Perdona si te ha molestado que me presnete así.

  • Eso depende. ¿Vienes en son de paz? Porqué si no voy a cabrearme mucho ya que este es mi gran momento.

  • Vengo en son de paz, lo prometo.- se agachó al lado de la bañera y me besó.

  • ¿Has entendido que de momento no quiera vivir contigo?

  • Sí.

  • Eso no significa que te quiera menos.

  • Lo sé, perdoname.

  • Te perdono.- y le besé yo.

  • No quiero que volvamos a discutir.

  • Eso es inevitable, Arion. Pero mientras tu te des cuenta de que yo tengo razón y te disculpes todo irá bién.- le dije riendo.

  • Menudo morro tienes.

  • Lo sé.

  • Oye, ¿y hay sitio aquí para mi?

  • Claro que sí.


Arion se quitó la ropa y se puso en la bañera detrás de mi, estubimos mucho rato haciendonos mimos. Cuando por fin salimos, Arion nos enovlvió a ambos en una enorme toalla y fuimos a mi habitación. Nos pasamos la noche abrazados, desnudos debajo de las mantas.


Por la mañana Arion se fue temprano y yo me preparé para ir a clase. En la puerta de casa me enconté con Andrew:

  • ¿Ibas a volver a irte sin mi?- le dije.

  • No, hoy iba a esperarte, pero ayer no tenía ganas de hablar contigo.

  • Que honor.


Está vez fui con Drew al insituto pero no hablamos durante el camino. Las clases pasaron sin ningún incidente, bueno sólo hubo uno, y fue que Lucy se quedó prendada del nuevo de inglés. La semana terminó y durante toda la semna siguiente Gio me estubo dando la vara con mi disfraz para el carnaval. Él iba a ponerse sus mejores galas, iba a vestirse como en el carnaval veneciano, incluso iba a llevar peluca. Drew por el contrario iba a ir de esocés, con falda y todo el rollo. Y yo pues la verdad es que no tenía ni idea de que disfrazarme.

Al final tuve una idea viendo Chicago y decidí difrazarme de cabaretera. Como no encontraba ningun vestido parecido al de la pelicula fui a una modista, me compré una peluca como la de Catherine Z Jones y unas medias de rejilla, ale, ya tenía disfraz.

El dia de la fiesta me puse estupenda con todo el atuendo y cuando me reuní con Gio y con Drew por poco me muero de risa:

  • Pareces un pavo real.- le dije a Gio.

  • Y tu una fulana de época.- me dijo en broma.

  • Es bueno sabrelo.


Nos fuimos los tres al pub, y abrimos, al rato llegó Alex vestido de buzo, con el traje de neopreno las aletas y todo, estaba muy gracioso. El pub se fué llenando, la mayoria de gente venía disfrazada y era divertido. Rulo y Lucy vinieron con los amigos de Rulo, todos los chicos iban vestidos de animadoras y las chicas de jugadores de rugby. La sorpresa la tuve cuando vino Arion, se había puesto una tunica, llevaba sandalias y el pelo suelto, estaba de muerte con su aspecto de griego antiguo. Se acercó a la barra y me dió un beso por encima de esta:

  • Que guapa.- me dijo.

  • Tu estás para comerte.- le dije.- ahora comprendo la expresion “es un Dios griego”.

  • Yeah...¿y sabes qué?

  • ¿Qué?

  • No llevo nada debajo.

  • ¡Arion!

  • ¿Qué pasa?

  • Pues que eres un pervertido.

  • Oh, eso me encanta. ¿Tienes un rato?

  • No.- le dije fingiendo estar enfadada.

  • Lastima.


Arion se sentó en un taburete y estubo gastandome bromas cada vez que estaba cerca de él. Fui al almacen a por mas hielo y una botella de vodkha y otra de ron, cuando iba a salir me enganché el vestido con una caja y no podia desengancharlo, si triaba iba a romperlo de manera que me lo quité y lo volví a intentar. Mientras trataba de soltarlo entró Giovanni al almacén, llevaba su peluca en la mano:

  • ¿Qué haces?- me dijo mientras se me comía con los ojos.

  • Pues intentar desenganchar mi vestido. Puedes darte la vuelta.- le dije, yo me estaba tapando los pechos con los brazos ya que no llevaba sujetador porqué con el vesitdo era imposible.

  • Perdona. ¿Quieres que lo intente?

  • Vale.


Gio desenganchó mi vestido, se dió la vuelta y yo pensé que iba a darmelo, pero no. Lo dejó encima de la caja y con un dedo acarició mi costado, ese pequeño roce hizo que me estremeciera, inconcientemente me acrequé a él, él me rodeó con sus brazos y yo puse mis manos en su pecho, agachó la cabeza y me besó. Cuando sus labios me tocaron algo extraño pasó, me olvidé de todo, de que estábamos en el almacen del club, de que Arion y Andrew estaban fuera y de que estaba practicamente desnuda entre sus brazos. En ese momento sólo existía Gio, Gio y su beso, sus brazos a mi alrededor. Sólo él y yo.

Le devolví el beso con pasión y empecé a buscar sus botones, en ese momento oimos que Drew nos llamaba, estaba sólo en la barra y necesitaba refuerzos. Fue Gio quien detuvo el beso, puso su frente contra la mía y acariciandome la cara me dijo: Te quiero.

Me besó en la frente y salió del almacén, mi cuerpo reacciono y me puse otra vez el vestido pero mi mente se quedó aturdida, volví a coger el hielo y las botellas y salí.


Giovanni me había besado de la manera mas increible del mundno, durante ese beso me había olvidado todo, el mundo se había parado y sólo habíamos existido nosotros dos. ¿Qué me pasaba? ¿Qué había mal conmigo? ¿Por qué no podía simplemente amar a Arion?


Definitivamente mi vida apestaba, bueno mi vida no, pero yo sí.


1 susurros:

**Ana...*** 8 de octubre de 2009, 19:16  

Holabueno felicidades ann tienes una historia fantastica entre tus mano y la forma en que narras es genial, para serte sincera mehe enamorado de gio es tan extrovertido y cariñoso pues lo amo ademas bueno drew es el hermano mas lindo del mundo pon el capitulo 14 lo espero de tod corazon!!!

atte

anna kyouyama*

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.