Capitulo 8 (El secreto)

>> martes, 27 de octubre de 2009

Al día siguiente madre me levanto muy temprano pues quería ir a Kernow Gledh, ciudad que no quedaba muy lejos de North Cornwall, quería ir a comprar vestidos y listones para que Miranda y yo nos luciéramos en los próximos bailes.
Pregunte a madre si esto era algo prudente dado la situación por la que pasábamos pero ella me aseguro que no pasaba nada puesto que pronto me comprometería con Lord Mortensen y todos nuestros problemas se solucionarían. Me molesto un poco su respuesta pero al ver la felicidad en el rostro de Miranda no pude más que bajar la cabeza y acatar la orden.

Para mi el viaje fue aburrido pero para Miranda fue espectacular, mama le compro los mas finos vestidos y zapatillas.
Cuando regresamos a casa nos encontramos que Charles estaba dentro con padre, al verlo no pude evitar un hacer un puchero ya que estaba agotada y quería ir a mis aposentos a descansar, pero con el en casa madre no me dejaría hacer eso.

-Nadie sabe que es- decía Lord Mortensen mientras tomábamos el te en el salón – la verdad yo no creía en eso pero esta noche unos de mis mejores caballos amaneció muerto y con dos pequeños pinchazos en el cuello-
-Quizá se trate de un zorro- opino madre.
-No lo creo Valeria – agrego mi padre –un zorro es un animal muy pequeño y dudo que pueda atacar un caballo-
-Lo mismo pienso, ¿Qué piensas tu Caroline?-
Me sorprendió un poco la pregunta ya que siempre permanecía callada mientras que ellos llevaban la conversación. Me gire hacia Charles y dije en cogiendo de hombros – quizá un lobo –
-Puede que tengas razón – Lord Mortensen me sonrío dándome ánimos mientras mi madre decía
-Ya no hay lobos salvajes por aquí Caro, así que tu teoría no es muy atinada-
- E oído que no solo han encontrado animales muertos – comento padre mirándome de reojo – ¿sabe algo al respecto?-
-No creo que ese sea un tema apropiado para Caroline, Lord Collins-
Charles me volvió a sonreír, le regrese el gesto y dije – creo que puedo oír esto Milord después de todo mientras mejor informada este mas segura me encontrare-
-Es usted valiente Caroline y si esta segura…-
-Si, puedo oírlo – entonces recordé algo –solo permítame un momento- me puse de pie y fui hacia la puerta donde como supuse encontré a Miranda espiando -¿Qué haces?-
-Solo pasaba por aquí, no creas que los estaba espiando-
-Claro- respondí frunciendo el ceño – anda pues sigue tu camino –
Miranda me fulmino con la mirada antes de darse la vuelta e ir por las escaleras refunfuñando.
Con un suspiro regrese al salón para sentarme junto a Lord Mortensen – prosiga por favor-
-Bueno en las últimas semanas se han encontrado tres cadáveres de mujeres-
Aunque pretendía ser valiente no pude retener un pequeño gritito – Dios mío, eso es horrible, me imagino que los guardias ya han apresado al responsable-
-No – respondió Charles mirándome fijamente.
-Pero siguen buscando al culpable ¿verdad?- Mi padre y Lord Mortensen intercambiaron una mirada que me dio la respuesta -¿Por qué no lo hacen?, quiero decir mato a tres personas se le tiene que castigar-
-Esas mujeres no eran respetables Caroline – respondió secamente mi madre
Eso significaba que eran prostitutas, en Cornwall no había mucha delincuencia pero desgraciadamente la poca que había iba dirigida hacia las mujeres y en especial a las prostitutas y como ellas no eran “respetables” la sociedad no se preocupaba por ellas.



-¡Por fin el baile! – Grito Miranda mientras corría por toda la casa -¡es hoy, hoy es!-
-Miranda guarda silencio o te juro por Dios que te dejare encerrada hoy- después de la advertencia de madre Miranda guardo silencio aunque la euforia aun era visible en sus ojos y a decir verdad me había contagiado con su entusiasmo.

Millie nos había ayudado a Miranda y ami a arreglarnos y e de decir que hizo un excelso trabajo.
Miranda llevaba un hermoso vestido de lino color verde manzana que hacia que su pálida piel pareciera aun mas cremosa, el escote de su vestido dejaba ver los montículos de sus pequeños pechos –cosa que la costurera dijo que era la ultima moda en Paris- su cabello negro iba recogido en el mas elegantes de los moños, por mi parte llevaba un vestido strapless color turquesa que tenia un escote parecido al de Miranda, mi cabello iba suelto, cosa que nunca acostumbraba pero ya que mama dijo que tenia que lucirme esta noche para Lord Mortensen así lo arreglo.

Madre acababa de espolvorear polvos de arroz en el rostro de Miranda cuando Lord Mortensen llego.
Mis padres habían llegado a la conclusión que tenia que llegar del brazo de mi próximo prometido, para que de ese modo todos supieran que tanto Lord Mortensen como yo estábamos afanados.

-Luces hermosa Caroline – me dijo Charles cuando baje al salón.
El como siempre lucia elegante, lastima que no era para nada mi gusto.
-tengo un presente para usted – Algo curiosa me hacer que a el - Lo vi y supe que tenía que ser de usted –
Mire a mis padres para ver si aceptaban el obsequio y al ver a los dos sonriendo tome la pequeña caja de terciopelo.
Al abrir la caja vi una magnifico camafeo con el escudo de la familia Mortensen, que era un hexágono con dos leones negros parados de dos patas en medio de ambos leones se erguía una poderosa águila.
Mire a mis padres y ambos tenia la misma expresión de desasosiego que yo, Lord Mortensen río de nosotros y explico:
-Pronto pertenecerás a la familia y llevaras orgullosa el escudo – Sin darme tiempo de deliberar sus palabras, tomo el camafeo, aparto mi cabello y me coloco el medallón.
-Gr.. Gracias – dije torpemente
-Luce hermoso en ti – me murmuro al oído antes de alejarse de mi para tenderme su brazo - ¿vamos?-
Asentí mientras tomaba su brazo, el mi guío hacia su caleza.

Cuando llegamos al baile Lady Trohng nos recibo efusivamente –Me alegra verte Charles – dijo mientras que Lord Mortensen besaba sus nudillos – Oh querida Caroline, has crecido mucho últimamente – su mirada cayo en mi camafeo y una pequeña sonrisa se dibujo en sus labios – Así que el compromiso ya es formal ¿no?-
-No milady, pero lo llevaremos acabo en algunas semanas- explico Charles
-Es una lastima, es decir estoy muy feliz por ambos pero me hubiera gustado que mi Harold se casara con Caroline, eres un pícaro afortunado –termino golpeando suavemente a Charles en el hombro con su fino abanico.
-Tiene razón – concordó Charles lanzándome una mirada libidinosa - soy bastante afortunado-
En ese momento mi familia llego y Lady Trohng se fijo en Miranda –Oh, pero si eres encantadora y ¿sabes que mi Harold no te lleva mas de 7 años? – se fijo en mis padres – quizá debamos presentarlos –
-Conozco a su hijo milady - intervino Miranda ganándose una mirada de reproche de parte de todos – Pero no creo que Harold y yo congeniemos – dicho esto se pego ami y yo orgullosamente y ocultando una sonrisa tome su mano para darle un apretón de apoyo mientras que Lady Trohng la liquidaba con la mirada.
-Disculpe ami hija Lady Trohng – se disculpo mi madre - es solo que esta nerviosa por que este es su primer baile-
- A sido una mal inicio joven debutante – Lady Trohng se giro para darnos la espalda a Miranda y ami y dirigiéndose a los demás dijo –Pero pasen y disfruten la velada -
Todos sonreímos –menos Miranda – y entramos a la casa.

Madre pellizco a Miranda por su atrevimiento – Eres una mocosa malagradecida –
-Solo dije lo que pienso- se defendió mi hermana
-¿Tenias que insultar a su hijo?-
-No lo insulte solo dije la verdad Harold me odia y yo lo odio a el, aunque bueno Harold Trohng odia a tomo el mundo, hasta Caroline lo sabe-
-no me interesa si el es el mismo demonio en persona, quiero que te disculpes con Lady Trohng-
-No lo are madre, anda Caro dile que tengo razón y que Harold y su hermana no son mas que unos fanfarrones-
La mirada fulminante de madre se poso en mí acallando mi respuesta, que definitivamente iba hacer para apoyar a Miranda.
Pero claro como no apoyarla si tenía razón, Harold y Jazmín Trohng eran los jóvenes más execrables de Cornwall.
-como dije – repuso mi madre – Quiero que te disculpes y nada de hablar de los hermanos Trohng, sean mas agradecidas niñas- En ese momento entramos al salón donde las familias de la socialitè bailaban así que madre se acerco a nosotras para susurrarnos al oído – Manténgase alejadas de Jazmín, Lady Trohng organizo este baile para ofrecer a su hija al Duque, así que traten de no arruinar la noche de la chica.-
Miranda puso los ojos en blanco para después ir corriendo donde se encontraba Emma Kryaan con su hermana Lily.

-Eso fue interesante- me dijo Lord Mortensen al oído mientras mis padres se alejaban – creo tu hermana debe aprender modales-
-¿disculpa?-
-No fue correcto decirle eso a Lady Trohng, simplemente debió sonreír y parecer mansa-
-¿mansa?- pregunte molesta – ¿Eso es lo que esperas de mi?-
Charles parecía nervioso cuando contesto –Desde luego que no Caroline, pero es mejor tener a Lady Trohng de tu lado y con lo que dijo Miranda creo que ahora tu familia esta del otro lado-
-Ella solo dijo lo que pensaba y a decir verdad yo también opino igual que ella, los Trohng son las personas más petulantes que he conocido en mi vida-
Al parecer mis palabras lo molestaron – Olvidemos esto –
Su voz sonó fría pero me obligue a no intimidarme, estaba aceptando casarme con el para ayudar a mi familia pero de ninguna manera iba hacer “mansa” para el.

Lord Mortensen yo bailábamos cuando la orquesta se interrumpió y Lady Trohng apareció seguida de sus dos hijos.
-Por fin llego el invitado de honor, por favor recibamos cordialmente al Duque Wolfenbüttel-
Las enormes puertas de caoba se abrieron para dejar ver a dos hombres y mi quijada se callo al reconocerlos.

Andree y Axel entraron al salón con un aire majestuoso mientras que yo los miraba asombrada, Charles ami lado se movía inquieto.
-Salgamos de aquí- me tomo del brazo y me llevo al vestíbulo – odio a todos esos tontos que solo quieren ganarse el favor de gente importante-
Arquee una ceja al oírlo, ¿que no acababa de decirme el que teníamos que hacer lo mismo?
-El Duque Wolfenbüttel- se burlo - ¿Qué sabemos de el?, puede ser un simple estafador-

Andree no podía serlo, es decir no sabia nada de el pero una parte de mi no podía creerlo culpable de lo que Mortensen lo estaba acusando.
-Creo que debemos volver antes que alguien note nuestra ausencia- dije por que me moría por ver a Andree.
-No creo que a nadie le importe eso- respondió acercándose a mi – después de todo serás mi esposa-
Mis mejillas se incendiaron – Quisiera acompañar a Miranda en su primer baile-
Charles hizo una mueca pero no dijo nada para detenerme cuando me moví hacia el salón.

Al llegar ahí no pude ver a Andree ya que estaba rodeado de gente.
-Es tan lindo- murmuraban las damas – además hay algo en el que me tranquiliza-

En eso estaba completamente de acuerdo Andree tenia a su alrededor cierta calidad de cambiar el ambiente con tan solo llegar a algún lugar.
-Oh por Dios- exclamo Miranda a mis espaldas provocándome un susto – es hermoso, es mi sueño hecho realidad-
Me gire hacia ella con el ceño fruncido, ¿se estaba refiriendo a Andree? Y ¿Por qué eso me molestaba?
Es decir todas las damas –y no solo las solteras- se caían de bruces por el, cosa que no me sorprendía pues era apuesto, pero ¿Por qué mi hermana se sentía atraída por el?, casi hubiera preferido que ella encontrara agradable a Harold Trohng.
-Es un adonis Caro, su cabello negro es perfecto, sus músculos, su forma de moverse, sus bellos ojos verdes...-
¿Ojos verdes? – ¿De quien hablas Miranda?-
Mi hermana me miro como si me hubiera vuelto loca – ¡Del hermano del Duque! ¿De quien mas podía hablar, cuando el nubla mi vista?-
Suspire aliviada, ¿aliviada?, si la verdad es que sentía como si me hubieran quitado un peso de encima, ¿era eso normal?

Peter Grint se acerco a nosotras para sacar a bailar a Miranda, esta puso mala cara y susurro levemente que prefería trabajar con los gitanos, pero al ver la mirada asesina de nuestra madre acepto al baile.
Yo no veía a Lord Mortensen cerca así que me limite a pasear por el salón, al principio me había justificado diciéndome que estaba buscando a Charles pero no me podía negar la verdad, trataba de encontrar un hueco entre la gente para poder ver a Andree.

-Linda velada ¿verdad?- Solté un gritito al oír al voz tras de mi – désolé 1, no quería asustarte-
-Axel – dije recuperándome del susto – la próxima vez que nos encontremos trata de saludarme de frente-
-¿la próxima vez?,- se cruzo de brazos – así que abra una próxima vez, me gusta la idea- su mirada me recorrió – ese color te queda bien-
Arque una ceja y reí – eres extraño ¿sabes?-
-ser extraño es bueno- me contesto con un guiño de ojo
Note varias miradas fijas en nosotros – entre ellas la de Miranda - pero aun así di un paso hacia el. -¿Por qué no me dijeron quienes eran?-
-Me presente con tigo y por lo que se mi hermano también-
-Lo que quiero decir es por que nunca me dijeron su apellido-
-¿Tenia importancia?- Su voz me hizo vibrar- ¿Qué hubiera pasado si te hubiera dicho mi apellido-
Me gire para verlo y me quede absorta, iba vestido con una camisa blanca de lino abierta en el cuello y pantalones negros ajustados y lucia increíblemente apuesto.
-Se amable Andree – advirtió Axel
-Buenas noches Caroline – saludo Andree mirándome penetrantemente - ¿Qué importancia tiene mi apellido?-
-Bueno, pues ya que eres un Duque es muy importante-
-Me importa un bledo mi titulo nobiliario-
-Andree- esta vez Axel dio un paso entre Andree y yo – deja de compórtate como un idiota-
Andree fulmino con la mirada a su hermano y estaba segura que iba a contestar algo pero desvío su atención hacia la persona que se nos avecinaba –oh, Lord Mortensen ¿verdad?-
Charles se veía raro como si todo el color de su cara hubiera desaparecido – así es milord – respondió con la mirada fija en el suelo –Solo venia por Caroline-
-Pero me temo que la Señorita Collins, esta conversando con nosotros-
-Lo se milord, pero me temo que tenemos que retirarnos-
-¿Caroline?- mire hacia Andree - ¿Qué dice a ello?-
-yo… - la verdad es que quería quedarme con el pero al fin de cuentas tenia que hacer caso ami prometido- Lo siento, pero tengo que irme-
Para no arrepentirme me gire rápidamente y avancé hacia mis padres que ya nos esperaban.
-------------------------------------------------------------------------------------------------

[1] Lo siento en Frances

2 susurros:

Karen 16 de noviembre de 2009, 17:32  

iza por favor pon otro capitulo, por favor no dejes la historia asi que me muero por seguir leyendo.
La verdad las es que e leido las otras historias del blog y pienso q son geniales, (Ann si les esto tu historia de carol me facino) pero la tuya es la que mas llamo mi atencion, por que esta escirta en otra epoca y eso la hace totalmente diferente a las demas, asi que por fa sigue adelante.

Karen 16 de noviembre de 2009, 17:32  

iza por favor pon otro capitulo, por favor no dejes la historia asi que me muero por seguir leyendo.
La verdad las es que e leido las otras historias del blog y pienso q son geniales, (Ann si les esto tu historia de carol me facino) pero la tuya es la que mas llamo mi atencion, por que esta escirta en otra epoca y eso la hace totalmente diferente a las demas, asi que por fa sigue adelante.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.