MAS VAMPIROS...AN

>> jueves, 27 de agosto de 2009

8.CONFESIONES.


Mas tarde decidí que no podía culpar a Andrew. Yo le había rechazado y me había besado con otro en frente de sus narices, era normal que él siguiera con su vida, es decir estaba claro que él tenía que hacer algo para quitarme de su cabeza, nos veíamos a todas horas...no es que crea que acostarse con la primera zorra que se le pusiera delante fuese la mejor solucion pero tampoco se me ocurría ninguna otra.


Cuando volví a salir de mi cuarto, con vaqueros negros y un jersei gris de cuello vuelto, me encontré que la chica seguía en casa, estaba con Andrew y Giovanni en el comedor, los tres estaban charlando. Drácula vino corriendo hacía mi y lo cogí en brazos:

  • Hey, hola Carol.- dijo Gio que parecía estar de un humor excelente.

  • Hola.-y lo que dije a continuacion me salió de dentro, no pude evitarlo.- Vaya Alba sigues aquí.

  • sí...-dijo sin saber muy bien que contestar.

  • Y esta vez estamos todos vestidos.

  • Carol.- me llamó la atencion Andrew.

  • ¿Qué? Solo estaba constatando un hecho. Bueno me voy.


Dejé a Drácula en el suelo, cogí mi abrigo y me fui. Cuando salí y solamente cuando salí me mordí la lengua, había decidido no culpar a Drew y no lo había cumplido. Si es que hay que ser gilipollas. Corrí hasta la ciudad y cuando llegué ahí cogí el metro. Llegué a la calle en la que había estado con Arion por la noche y busqué el numéro 18. Cuando llegué allí dudé, había ido a hablar con Arion ¿pero que pasaría si no me gustaba lo que oía? ¿o si lo que me contaba era mentira? Estuve un buen rato en el portal y finalmente le eché coraje y llame al timbre, Arion contestó después de unos segundos:

  • ¿Sí?

  • Soy Carol.- se quedó en silencio unos segundos.

  • Sube.-y me abrió. Él me esperaba en la puerta, Dios que guapo era.- hola.

  • Hola.- entré y él cerró la puerta.- Me ha costado mucho venir, Arion. Espero que no me cuentes una mentira.

  • No lo haré.- él se sentó en el sofá pero yo me quedé en pie. Mire a mi alrededor, él estudio, porqué era un estudio no era muy grande, pero si luminoso. El sitio hubiera sido bonito si no estuviera lleno de cajas.

  • ¿No has terminado la mudanza?- él miró las cajas.

  • No he tenido ganas...Carol- continuó.- quiero que sepas que lo que te dije ayer por la noche era verdad. Yo no quería matar a la familía de Andrew y de verdad que no quería atacarle a él.

  • ¿entonces por qué lo hiciste?

  • Porqué cuando lo hice no era yo. Estaba descontrolado, me había pasado meses sin comer y había perdido completamente la cordura.

  • No lo entiendo ¿Por qué hiciste eso, por qué no te alimentaste antes?- Drew y Gio me habían contado que no era necesario comer amenudo pero que si estávamos demasiado tiempo sin alimentarnos perdíamos la razón y que entonces nos convertíamos en monstruos. Había vampiros que habían intentado poner fin a su vida de esa forma por qué al final, después de perder la cordura si seguimos sin beber morimos.- ¿intentaste acabar con tu vida?- le dije preocupada.

  • No, si no me alimenté antes fue porqué no pude.

  • No lo entiendo.- le dije.

  • ¿Te han explicado Andrew y Giovanni que efectos tienen en nosotros los solsticios?

  • Sí.- y ademas lo había experimentado por mi misma ya que hacía poco había sido el solsticio de invierno. El 22 de diciembre me había sentido débil, la luz del sol me había molestado y me había vuelto casi humana.

  • Sé que has pasado por el solsticio de invierno. Pero el de verano es mucho peor, aún te sientes mas débil y te vuelves aun mas humano.- me dijo.

  • Me lo dijeron.- y si, Gio cansado de escuchar mis quejas me lo había dicho.

  • Vale, pues ahora que comprendes esto puedo decirte que el día del solsticio de verano del año en que asesiné a la familía de Andrew los humanos me capturaron.

  • ¿Qué?- le pregunté alarmada.

  • Ese día yo me refuguié en una cueva, un grupo de hombres que iban de caza me encontraron, yo...buneo estaba increiblemente débil porqué el solsticio me había pillado sin alimentarme, eso no hubiera sido un problema si no me hubieran encontrado. Enseguida vieron lo que yo era, en esa época el mito del vampiro era mas creible que ahora, entre todos me reducieron y me sacaron de la cueva, el sol aun me debilitó mas y entonces me llevaron al castillo, me pusieron en una celda y enseguida me rociaron con agua bendita.- puse los ojos como platos. Drew y Gio me contaron que el agua bendita no nos mata pero nos quema produciendonos un terrible dolor y una profunda agonía.

  • Oh Dios mío, Arion.- me senté a su lado y le cogí la mano.

  • Por tu reaccion se que sabes que pasa cuando hacen eso.- hubo silencio.- Como no pudieron matarme con nada pero vieron que el agua bendita producía efecto en mi me rociaron con ella diez veces al día durante tres meses.

  • Arion, eso es horrible.

  • Lo fué. Perdí la cordura poco a poco, solamente los momentos en que estaba ardiento en llamas por el agua bendita sabía quien era y eso solo empeoraba las cosas.

  • ¿Cómo conseguiste escapar?

  • Después de esos tres meses atacaron el castillo, por lo visto el señor feudal del castillo en donde yo estaba había incumplido un pacto con otro señor y este le había atacado. El primer día de la batalla aun volvieron para torturarme, pero después se olvidaron de mi, o puede que mataran al chico que me tiraba el agua, no se. Al tercer día de que nadie viniera seguía sin cordura pero había recuperado mi fuerza, así pude escapar. Cuando salí del castillo lo único que sabía y eso fue por instinto era que debía alejarme rápidamente de allí. Me alejé tanto como pude del castillo y la ciudad que estaba completamente arrazada, corrí hasta que llegué a la aldea de Andrew, entonces tenía que alimentarme y la primera casa en la que entré fue en la de Andrew.- hizo una pausa.- el resto ya lo sabes.

  • ¡Oh, Arion!- no pude evitarlo, le abracé.-¿Andrew sabe esto?

  • No, jamás se lo he contado a nadie.

  • ¿Por qué no? Al menos a Andrew...

  • No Carol, inconscientemente o no yo los maté, yo maté a la família de Drew.

  • ¡Pero no eras tu!

  • Puede que no pero Andrew necesita culpar a alguien, necesita odiar a alguien por haverle destrozado la vida y por haver matado a sus hijos y a la mujer que amaba.

  • Puede que sea cierto pero tu no puedes pasarte la vida culpandote por algo que hiciste porqué no lo pudiste evitar.

  • Aunque haya cosas que no puedes evitar hacer sigues siendo responsable de tus actos.

  • ¿Pero no te sientes solo?

  • ¿La verdad? sí. Por eso la mayor parte del tiempo me comporto como un gilipollas.

  • Quieres demostrar que no necesitas a nadie pero eso no es así ¿no?

  • Te necesito a ti, Carol. Eres lo unico bueno que ha aparecido en mi vida.


Dios, me entrarón otra vez ganas de llorar. Eso era lo mas bonito que me habían dicho nunca y cuando él me besó no pude apartarme. Su beso desbordaba dulzura y como él dijo necesidad de mi. Le devolví el beso y nos abrazamos, pronto la tristeza o la soledad fueron remplazados por el deseo. Deseaba mas y mas de Arion y a él le pasaba lo mismo conmigo. Ardíamos en pasión y yo no dije nada cuando el me quitó el abrigo, al contrario seguí besandóle. Yo le quité su camiseta y recorrí su torso con la lengua, el dejo escapar un gemido y luego también me despojó a mi de mi jersey, acarició mi cuerpo con las yemas de los dedos y eso provocó una sensación increible. Besó mi cuello mientras que con las manos buscaba el botón de mis pantalones, yo hice lo mismo con los suyos y en un minuto estávamos los dos solo en ropa interior, en el suelo con él encima de mi y deseando mas. Arion acarició y besó todas y cada una de las partes de mi cuerpo, era tan tierno...volvió a besarme en la boca y buscó el cierre de mi sujetador, lo encontró, lo desabrochó y yo me quedé desnuda a excepcion de mis braguitas. Él me miraba des de arriba con una tierna sonrisa en su boca, acarició mis pechos y luego mas abajo aún, sus caricias me estremecieron y me hicieron jadear:

  • Dios, eres tan hermosa.- me dijo dulcemente.

  • Tu también.- le dije entre suspiros porqué no había dejado de acariciarme. Él me dio un suave beso.

  • ¿Quieres hacerlo?- me preguntó.

  • Sí.- le dije sin dudar.


Él sonrió y después bajo su cabeza y me besó con pasión, sus manos continuaron haciendo su trabajo a la perfeccion y después su rostro desaparecio de mi vista. Miré hacía abajo y él me estaba quitando las braguitas con los dientes, luego...bueno vi el cielo durante un rato, si os digo la verdad yo no sabia que con una lengua se pudieran hacer las cosas que él hizo. La verdad es que tuve el primer orgasmo de mi vida y fue...bueno genial. Después de eso él se quitó su ropa interior y se puso encima de mi, me acarició la cara y me besó. Pero Dios, dolía, dolía mucho...mierda nadie me dijo que iba a doler tanto, él fue tierno y dulce pero lo unico que yo quería era quitarmelo de encima, pero no lo hice y cuando el dolor cesó todo fue maravilloso.


Estaba tumbada a su lado, desnuda pero no me imortaba mi desnudez. Mi cabeza estaba sobre su pecho y él acariciaba mi espalda. Era media tarde y yo había llegado ahí por la mañana por lo nos habíamos pasado el día haciendo el amor. No tengo palabras para descrbir como me sentía o decir como fue...era algo tan, tan bueno. Estaba contenta, eufórica y me sentía como si nada pudiera destruir ese momento de felicidad:

  • No puedo creer que me haya estando perdiendo esto durante años.- le dije. Él se rió.

  • Sí bueno, eso pensamos todos la primera vez. Bueno, la primera no- rectificó- porqué la primera suele ser un desastre. Realmente no lo pensamos hasta la quinta o sexta vez.- entonces me reí yo.

  • Bueno pues mi primera vez ha sido perfecta.

  • Pero te ha dolido.- dijo con tristeza.

  • Se supone que duele.- pero no tanto. Dije para mi misma.

  • Pero no tanto.- dijo él adivinando mis pensamientos.

  • No importa.- le dije y le besé. En ese momento sonó mi móvil, alcancé mi bolso que estaba encima del sofá y saqué el móvil. Era Lucy.-¿Ei Lu cómo va la resaca?

  • Oh, es horrible.

  • Bueno, se te pasará.

  • Seguro, oye Carol ¿Puedes venir a mi casa? Es importante.- me preocupé.

  • Voy para allá. ¿estás bién?

  • Sí, tu solo ven profavor.

  • Vale.- Lucy colgó.- Tengo que irme.- le dije a Arion.

  • ¿Pasa algo?

  • Lucy quiere que vaya a su casa.

  • Oh.

  • Seguramente sea una tonteria pero iré igualmente.

  • Vale.- yo me vestí.- ¿Cuando voy a verte?

  • ¿Qué te parece mañana después de clase?

  • Perfecto.


Le besé y me fui. Cuando salí a la calle la magia se rompió. ¡Me había acostado con Arion, había perdido mi virginidad! No es que el hecho de haverla perdido me provocara un trauma, era el hecho de haverla perdido con Arion. Yo no le quería, es decir me gustaba y estaba claro que me ponía pero no estába enamorada de él. Entonces el rostro de Andrew me vino a la cabeza y otra vez me picaron los ojos, fue en ese momento en que me di cuenta de que lo amába, justo después de haver perdido mi virginidad con el hombre equivocado.

Mientras andaba hacía casa Lucy me di cuenta de que eso era lo mejor. Cuando Andrew me dijo que se estaba enamorando de mi yo le había rechazado porqué no quería y no soportaba que Gio y él rompieran su amistad. Ambos eran importantes para mi, mas importantes que lo que yo sentía por Andrew. Sí, definitivamente eso era lo correcto, Arion me gustaba y estaba segura de que podría enamorarme de él. De esta manera Drew se olvidaría de mi y también Gio. Puede que Andrew se enamorara de alguien, Alba parecía maja y bueno, si la mordía y se convertía podrían estar juntos para siempre, si no...yo no sería culpable de la infelicidad de nadie. Y Gio, bueno Gio se olvidaria de mi rapidamente, seguiria haciendolo con todo el mundo y sería feliz.


Llegué a casa Lucy. Ella me abrió y fuimos a su habitación, se sentó en la cama y parecía incómoda, me miraba de una manera distinta:

  • ¿Qué pasa Lucy?- le pregunté.

  • Primero gracias por traerme a casa anoche, eras tu a la que yo tenía que cuidar y al final fue al revés.

  • No importa, tu hubieras hecho lo mismo.- no hizo caso de mi comentario.

  • Anoche tuve un sueño muy raro, bueno al menos pensé que había sido un sueño.- la miré incitandola a continuar.- en el sueño tu les hacías algo raro a unos chicos, a uno lo empujabas y lo enviavas muy lejos de ti.- me quedé de piedra, Lucy recordaba lo que había pasado anoche.- luego tu cargabas conmigo hasta mi casa y bueno, me llevabas a una velocidad inhumana. También saltabas hasta mi ventana y después de dejarme en la cama y cuidar de mi volvías a irte por la ventana.

  • Lucy ¿tu que tomaste ayer? ¿seguro que solo bebiste? - le dije para hacerla creer que lo que recordaba solo había sido un sueño.

  • Carol no me mientas, se que lo que recuerdo no fue un sueño.

  • ¿Qué podría ser si no?

  • La verdad, lo que realmente pasó.

  • Lucy...

  • Tengo pruevas, Carol.

  • ¿Cómo?

  • Sabes que ayer por la tarde antes de que tu vinieras estubo Rulo aquí.

  • ¿Qué tiene eso que ver?

  • Bueno pues...- se puso colorada.- lo hicimos.

  • ¡Que novedad!

  • No es eso idiota.- me sorpredió que aunque estuviera sospechano de mi me pudiera llamar idiota.- es que nos grabamos haciendolo.- la miré sorprendida.- ¡no me mires así, no fue idea mía! El caso es que la camára se quedó grabando y cuando hoy he revisado el video he visto como entrabas y salias por mi ventana.- vale me tenía cogida, por los huevos no porque no tenía, pero por los ovarios seguro.- ¿Qué eres, Carol?

  • Yo...

  • Y porfavor, no intentes hacer lo que hiciste con esos chicos anoche, se que hiciste algo con la mente y yo solo quiero que confíes en mi, eres mi amiga sea lo que sea y yo se que no eres mala ni nada parecido. Solo confía en mi porfavor.- no pude negarme así que le confesé lo que era.

  • Soy un vampiro.- ella no hizo ninguna expresion de miedo o de rechazo.

  • ¿De verdad?- yo asentí.-¡Vaya, eso es super guay!

  • ¿No te doy miedo?

  • ¿Por qué? ¿Deberías darmelo?

  • No, claro que no. Yo te quiero Lucy, jamás te dañaría.

  • Lo sé, y es por eso que no te tengo miedo.- me abrazó y yo a ella.-¿Puedo preguntarte algo?

  • Claro, lo que quieras.

  • ¿Cómo es que puedes salir durante el día?- me reí porqué eso era lo que yo le había dicho a Drew.

  • Es un mito, a los vampiros nos encanta el sol.

  • ¿Los ataudes?

  • Trolas, no dormimos.

  • ¿Ajo?

  • Simplemente me molestaría en el aliento de un tio, aunque fuera Brad Pitt.- ella río.

  • ¿estacas?

  • Prueva a clavarme una sin que se rompa.

  • ¿Cruzifijos?

  • Siempre he pensado que es horrible esa gente que los tiene colgados encima de la cama.- siguió haciendo preguntas tontas. Me preguntó lo del agua bendita pero le mentí por si algun dia de le iba la pinza.

  • ¿Pero bebes sangre?

  • Sí.

  • ¿Humana?

  • Ajá, pero no matamos a las personas de las que nos alimentamos. Simplemente se sienten un poco mas débiles durante unos dias y ya está.

  • ¿Y no saben que os alimentais de ellos?

  • No, como ayer por la noche viste, podemos hipnotizar a la gente, hacemos que no lo recuerden.

  • ¿Pero y las marcas de los colmillos?

  • Nuestra saliva actua como cicatrizante, las marcas desaparecen al instante.

  • Ah. pero espera, tu no tienes colmillos.

  • Aparecen cuando hacen falta.

  • Mola. ¿Tu me has mordido alguna vez?

  • No y te prometo no hacerlo nunca.

  • ¿Me convertiría en vampiro si lo hiceras?

  • No lo se.

  • ¿Cómo que no lo sabes?

  • Sólo algunos humanos se transforman, no se sabe porqué. Bueno Andrew tiene la teoria de que es por alguna alteracion en el ADN.

  • ¿Andrew es tambien un vampiro?

  • Sí, el me transformó a mi.

  • ¿Así no sois hermanos?

  • Joder Lucy, no.

  • Vale, vale...perdona chica. ¿Y Gio?

  • Es vampiro también. Y Arion.

  • Coño.

  • Lo sé.

  • Por eso sois todos tan jodidamente perfectos.- asentí.-¿Oye cuantos años tienes?

  • Técnicamente 17, me he puesto uno de mas para ser mayor de edad y porqué cuando Drew me transformó me faltaban pocos dias para mi cumpleaños.

  • Ya, pero ¿cuando hace que eres un vampiro?

  • Meses.

  • Ah. ¿Y no estas enloquecida por la sangre ni nada parecido?

  • Deja de leer Crepúsculo, Lucy.

  • Vale, lo siento. ¿Y los otros, cuantos años tienen?

  • Pues Andrew fue transformado con 28 y si cuentas estos 28 tiene 725, aunque el proximo mes es su cumpleaños.

  • Joder.

  • Eso dije yo. Gio tiene 597, calla no...esos son los que lleva como vampiro, asi que si le sumas los 21 que tenia hace un total de 618 años.

  • Son mas viejos que el hambre.

  • Lo sé.

  • ¿Y Arion? Parece el menos viejo.

  • Pues es el mas viejo de todos.

  • ¿No me jodas?

  • Sí, es un griego antiguo. Tiene unos 3500 años. Década arriba década abajo.

  • Me pinchan y no me sacan sangre.

  • Que pena.- le dije riendo.

  • ¿Gio es italiano?

  • De Venecia.

  • Ñam por eso viste tan bien.

  • ¿De dónde es Drew?

  • Chino ¿no te jode? Lucy si se llama Andrew ¿de dónde va a ser?

  • Oi y yo que se, puede ser Irlandes o yo que se...

  • Cierto. Bueno pues es escocés.

  • Lo ves, escocés no es lo mismo que inglés.- entonces suspiró.- Ai, es como Mel Gibson en Brave Heart.

  • Estas pirada.

  • Sí, y tu andas por ahí chupandole la sangre a la gente.- nos reimos de eso un buen rato.- oye ¿Por qué te fuiste ayer corriendo de Arion?

  • Buff.- le conté la historia.

  • ¡Pero que hijo de puta!

  • Bueno, como tu dijiste anoche tiene una explicacion. Vengo de hablar con él y lo hizo porque estuvo meses sin alimentarse, si eso pasa perdemos la cordura. Él no era conciente. Lo capturaron y cuando escapó no sabia ni quien era.- pase por alto los detalles.

  • Ah.

  • Pero me ha dicho no quiere que Drew lo sepa porqué necesita a alguien a quien odiar y aunque él no era conciente de lo que hacía sigue habiendolo hecho.

  • Suena razonable, pero triste.

  • Eso le dije yo.- entonces callé y mire mis manos.

  • ¿Qué hay mas, Carol?

  • Me he acostado con él.

  • Woooow, tia eres mi ídolo. ¿Puedo hacerme una camiseta con tu cara?

  • Pues yo me siento fatal.

  • ¿Por qué? ¿La tiene pequeña?

  • No es eso idiota. Es solo que...yo no le quiero. Me gusta y todo eso...pero me he dado cuenta de que amo a Andrew.- Lucy me miró con comprensión.

  • ¿Y Andrew? ¿Te quiere?- entonces le conté todo lo de NY y lo que pasó des de que volvimos y hasta lo que había decidido después de irme de casa de Arion.- No creo que esa sea la mejor solucion.

  • Pues no tengo otra.

  • Decirle lo que sientes a Andrew.

  • No, esto no lo voy a hacer. No quiero perderlos.

  • Tu verás, Carol.


Después de asegurarme de que había borrado la cinta de video y de hacerle jurarme que no iba a contarle nada a nadie me fuí a casa. Ahora tenía que contarles a Drew y Gio que Lucy sabia que éramos vampiros. Se lo tomaron bién y dijeron que no pasaba nada siempre que no se fuera de la lengua y que si alguna vez lo habcía aun podíamos hipnotizar a las personas que se lo había contado y a ella.

1 susurros:

feñu 27 de agosto de 2009, 16:02  

muy bueno.. me encanta
Sigue así

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.